En la comprensión profunda de lo que Soy,
Reconociendo que todo es perfecto,
Que formo parte de esta magna y grandiosa creación,
Me abro en pensamiento, palabra y acción a la abundancia infinita del universo.

Me abro a realizar en mí,
La aceptación total de todo cuanto existe y sucede,
Comprendiendo que todo está ocurriendo dentro del plan perfecto del Creador
Me abro a la prosperidad y la abundancia de todos los bienes universales,
Comprendiendo que como hijo,
¡Soy el heredero de la abundancia de la vida!

Todas mis necesidades están ya cubiertas desde el momento de mi creación,
Por tanto no necesito pedir nada, en cambio sí,
hacer todo lo que la vida me señale,
siempre sintiéndome guiado y acompañado por la luz divina.
Por eso hoy, con plena consciencia ¡decido Ser feliz!.

Decido disfrutar de todo lo que tengo,
sabiendo que todo es lo perfecto para mí;
permanentemente me dispongo a servir y
a hacerme consciente de la abundancia que fluye y me rodea,
de tal manera que en esta seguridad completa y plena,
navego en el gran océano de la abundancia total.

Los recursos que necesito afluyen a mí
por insospechados y distintos caminos que la vida
en su Amor dispone.
Me regocijo cada día en la comprensión profunda
de Ser un hijo del Gran Arquitecto Universal
¡Descanso en la plenitud de mi Ser!