Las propiedades del Icosaedro (interno) son controladas por las del Dodecaedro (externo).
Su combinación es el amor que controla la voluntad al contenerla.
Aumenta el flujo sanguíneo en la zona del sistema nervioso que se desea trabajar.
Baja presión arterial.
Controla en gran parte la actividad de voluntades contrarias al orden del cuerpo como son los tumores malignos.

$48.000!Ordene Ya!