Comunidad Suralá

Comunidad Surala

Somos un grupo de amigos que tuvimos el privilegio de estudiar en la Escuela de Magia del Amor con el maestro Gerardo Schmedling (su fundador), de él recibimos toda la formación filosófica que nos llevó a iniciar un desarrollo espiritual consciente y que poco a poco ha ido moldeando nuestras personalidades, en la medida en que logramos integrarla en nuestra vida. Después de despedir al maestro quien en el año 2.004 desencarnó, la vida nos fue juntando, permitiéndonos iniciar una relación de amigos y luego de hermandad.

¡La semilla que Gerardo dejó sembrada en nosotros, ha germinado! el deseo de seguir avanzando en nuestro desarrollo evolutivo, nos ha llevado a dar un paso más, hemos conformado la Comunidad Suralá, a través de ella nos hemos integrado para apoyarnos mutuamente, seguir creciendo juntos, disfrutar en fraternidad, hacer del trabajo una acción de servicio, unir nuestros valores y virtudes para potencializar el apoyo que estamos dispuestos a dar a la humanidad.

Actualmente experimentamos la convivencia viviendo en casas vecinas en la misma calle de la ciudad (algunos vivimos en la misma casa), de esta manera nos estamos preparando para avanzar hacia el gran sueño, vivir en un lugar campestre donde la arquitectura facilite aún más la integración y donde los espacios de compartir sean adecuados para esa clase de convivencia.

Hoy día seguimos trabajando en nuestro interior para generar la correspondencia con una nueva civilización, una civilización de hermanos superiores donde reine el amor en todas sus manifestaciones, una civilización basada en el respeto mutuo, en el profundo asumir, en la expresión constante de agradecimiento, disfrute y aceptación, donde prime la flexibilidad, el compromiso, la confianza y lealtad.

Por ahora somos 7 miembros en la comunidad, todos enfocados en el propósito, salir del tercer nivel de desarrollo de Conciencia y pasar al cuarto nivel, el nivel de la convivencia pacífica, armónica y respetuosa, dispuestos a aprender del error y obedientes a todo lo que los maestros nos dicen.

Conocedores de los cambios que ya están presentes en el planeta y de la transformación de la madre tierra que dejará de ser un colegio de primaria para pasar a enseñar grados superiores, y que lo que sigue es la experiencia comunitaria, hemos adquirido unos terrenos en la zona rural y estamos seguros que cuando sea el momento, el universo nos apoyara para que allí desarrollemos el proyecto arquitectónico basado en geometría sagrada de acuerdo a las orientaciones de los maestros, para una comunidad amorosa.

Comunidad Suralá